Tratando de la epidemia y pestilencia

type=’text/css’>

Introducción:

Este texto medieval se describe los pensamientos y las observaciones de los médicos en las causas y problemas asociados con las enfermedades físicas. Velasco de Taranto lo escribió en 1494 en Zaragoza, España, y este texto es solo uno de muchos libros que se escribió sobre la medicina. Los textos de la medicina en esta época nos ayudan formar una idea del progreso médico en los años medievales en España. Por esta época, las creencias de la gente en la profesión médica se diferencian mucho de las ideas modernos sobre la pestilencia, pero El tratado de la epidemia y pestilencia nos presenta con información relevante sobre los pensamientos sobre la fuente de la enfermedad.

[fol. 43r] {HD. Septimo[.] fo. \ XXXXI \} 1 En el scorpion en su casa el mismo dia. 2 los quales signos obran malignamente & acaban su malignidad assi como fa-ze qualquier a su voluntad en su casa. 3 segun que en otro lugar se puede me-jor ver. 4 E assi quando estas cosas con-cuerdan: es peor la pestilencia. 5 Por lo qual dezia auicenna en el .iiij. que el pr“i”n-cipio destas cosas todas es formadode formas: 6 conuiene saber la influen-cia de los planetas & las costellacio-nes que fazen ser aquello necessario: 7 cuyo fin no se sabe &cetera. & siguese. 8 E con-uiene que la primera causa que esta le-xos & arredrada la qual son las figu-ras celestiales: & las cosas allegadas a ellas: que son las disposiciones de la tierra &cetera. 9 Pues luego quier reynen los vientos por excellencia: quier llue-ua o faga mucha secao frio: median-te las quales cosas se altere o corri-ja. 10 La causa de todas estas cosas son las influencias celestiales: y esto pa-rece dezir Auicenna en el lugar suso alle-gado. 11 Consta empero que algunas ve-zes por la sola rayz inferior: o por los muertos no sepultados que se pudre-cen se engendra la pestilencia. 12 Empe-ro es de notar que quantoquier se en-cienda la complexion del aire en las pri-meras qualidades: nunca se engendran dolencias pestilenciales fasta que se po-drezca. 13 Empero engendran & causan-se algunas dolencias por la intension de cualidades que no merecen ser di-chas pestilenciales. 14 Ahun es de no-tar que el aire no se podrece en si: por razon de si mismo: como sea cuerpo simple: mas por razon de los vapores mezclados: porque el aire que nos tie-ne rodeados & cercados no es puro.

Resumen: Fonología

Por el proceso de grabar el texto de El tratado del al epidemia y la pestilencia, puede ver la diferencia en la pronunciación de las palabras. Hay varios casos de la epéntesis, la aspiración, la simplificación, la fricatización por el texto. Por ejemplo, por el proceso de epéntesis, añade la letra “n” en las palabras “costellacio-nes,” y “excellecia.” Este proceso funciona para separa dos consonantes que no funcionan naturalmente de la lengua. También, la aspiración ocurre en los casos con las palabras que empiezan con la F- latina. Por instancia, podemos ver la aspiración en la palabra “fazen” por “hacen”, o “fasta” por “hasta.” Aquí, aunque hay la letra “h-,” no hay un sonido, se evoluciona en ∅. La simplificación ocurre con las palabras con las letras geminadas, como “necessario,” “excellecia,” y “alle-gado.” En algunos de los casos, la simplificación cambia la fonéma de la palabra, como cuando y “-LL-” y simplifica a “-L-” y no pronuncia como ʎ, la lateral palatal sonora, pero mejor el sonido “l” como en el castellano moderno. La fricatización ocurre en “le-xos” a “lejos” con -ʃ-, la sibilante fricativa prepalatal sorda, y la asibilación ocurre en “pr”i”n-cipio” en la letra [c] antes de las letras “e” o “i” a [ts], y cambia a la fricativa interdental sorda [θ] en el siglo XVI. Todos de los cambios reflejan la evolución de la pronunciación del castellano.

Resumen: Morfosintaxis

Era tan interesante para ver los cambios morfosintáxicos por el texto en referencia en que aprendimos este semestre. El uso de los demostrativos en la forma neutro indica la continuación de la forma neutra que todavía usamos en el castellano moderno. En el texto, “esto” puede evocar las formas antiguas del demostrativo en latín, “istud.” También, la separación de las palabras no ocurre en el castellano hasta más tarde, según el RAE, en las palabras como “destas” y “formadode.” También, el adverbio “ahun” tiene una conexión visible a la palabra en latín, “adhuc,” y podemos ver la evolución de la palabra “aún.” Por el texto, había muchos casos de la voz pasiva, una forma del verbo que no usamos mucho en el español moderno, pero usaba en el castellano medieval. Ejemplos de la voz pasiva incluye “es formadode” y “ser di-chas.” Representa la edad del texto.

Resumen: Léxico

Los cambios léxicos eran un poco más difícil para encontrar en el texto, pero El tratado de la epidemia y pestilencia contiene algunos casos. Por ejemplo, “Auicenna” se refiere a algún científico médico famoso de la época, y el significativo de esta palabra cambia por el contexto y la experiencia de los lectores en la historia de la medicina. También, hay una combinación de palabras en el uso de “quantoquier.” Las palabras “cualquier” y “cuánto” son palabras diferentes con significativos diferentes, pero más o menos similares. Usa “quantoquier” porque el primer caso del uso de “cualquier” era en 1786 en el diccionario de Terreros y Pando, según el RAE. Es interesante para entender la formación de las palabras con consideración a la línea de tiempo de la innovación de palabras, como “cualquier.” El uso de “necessario” en vez de “necesario” como en el castellano moderno indica un arcaísmo porque no existe la palabra “necesario” con la ortografía como sabemos hoy cuando se escribió el texto. Finalmente, el uso de “&cetera” en lugar de “etcétera” del español moderno indica un cambio léxico por la evolución de la combinación de símbolos (las letras muy cercas) y letras para contener solo letras.

Resumen: Ortografía

Los cambios ortográficos era los más fáciles para encontrar en el texto. Por ejemplo, había muchos casos del cambio de la letra “q” a “c” sin un cambio de la pronunciación. Ejemplos de este proceso incluyen “quando,” “qual,” y “quantoquier.” Este proceso representa una simplificación en la pronunciación, y podemos ver el cambio del español medieval, en que se pronuncia la letra “Q” como [kw] > el sonido palatal de [w] > [β], y por la pérdida de las fricativas sonoras, evoluciona a [β] > [∅], para formar el sonido [k], representado por la letra “c.” Otro cambio importante es el cambio de “u” a “v” como en “Auicenna” y “con-uiene.” En esta época, no diferenciaba entre las letras “u” y “v,” y puede ver el uso constante de “u” en los textos antiguos del castellano.

Referencias:

de Taranto, Velasco. “Capitulo primero: de que ma-nera: & por que causas: y en que tiem-po se cause la pestilencia.” Tratando de la epidemia y pestilencia, Madrid: Nacional, 1494, p. 43. Recuperado de http://www.hispanicseminary.org/t&c/med/docs/text-trp.htm

Núñez Méndez, Eva. Fundamentos Teóricos y Prácticos De Historia De La Lengua Española. Yale, 2012.

Apéndices:

El Nuevo Tesoro Lexicográfico de la Lengua Española. Recuperado de http://ntlle.rae.es/ntlle/SrvltGUISalirNtlle

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *